Home

En el marco de una semana decisiva para la vida de muchas niñas y mujeres en Argentina, LatinLab consultó a Gisela Grunin, especialista en temas de comunicación, infancia y género, sobre las recomendaciones que realizó a la Argentina, el Comité de Derechos del Niño para garantizar el aborto seguro y la atención posaborto a las adolescentes.

Garantizar la educación sobre salud sexual y el acceso a abortos seguros 

Por Gisela Grunin

La situación de los derechos de niñas, niños y adolescentes en Argentina fue evaluada por el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, quien la semana pasada emitió sus Observaciones Finales, con recomendaciones al Estado para que logre cumplir estos derechos. Entre ellas, recomendó que el país “Garantice el acceso a servicios de aborto seguro y atención postaborto para niñas adolescentes, garantizando que sus opiniones siempre se escuchen y se tengan debidamente en cuenta como parte del proceso de toma de decisiones”.

El Comité de los Derechos del Niño es un órgano de la ONU que supervisa la aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y sus Protocolos facultativos, por todos los estados que la suscribieron. El estado argentino, uno de ellos.

La recomendación que emitió en esta oportunidad forma parte del punto relacionado a la salud de adolescentes y también incluyó observaciones para que el Estado asegure que “la educación sobre salud sexual y reproductiva forme parte del plan de estudios obligatorio de la escuela” y que “la información sobre métodos de planificación familiar y anticonceptivos modernos esté disponible para adolescentes en formatos accesibles y confidenciales y en idiomas indígenas”.

El documento oficial del Comité se recibió en el marco del histórico debate parlamentario por el proyecto de ley para legalizar el aborto, sin ninguna causal hasta la semana 14 de gestación y más allá de ese plazo solamente en casos de riesgo para la salud y la vida de la persona gestante, de violación o de malformación fetal inviable con la vida. El próximo 13 de junio, el proyecto se tratará por primera vez en el recinto de Diputados, luego de años de lucha del movimiento de mujeres y feministas, acompañadas por gran parte de la sociedad.

Las adolescentes y jóvenes son hoy protagonistas de las movilizaciones en favor del derecho al aborto legal, seguro y gratuito y en defensa de la autonomía de sus cuerpos. Las vemos llevar con orgullo los pañuelos verdes de la Campaña Nacional por el Aborto legal, seguro y gratuito a sus escuelas y en las calles, y escuchamos fuerte y claro sus posiciones en las reuniones informativas en el Congreso de la Nación. Hablaron de las razones personalísimas por las que las adolescentes también deben interrumpir embarazos, pidieron poder hacerlo sin arriesgar sus vidas y reclamaron terminar con el miedo, la hipocresía y el tabú de la clandestinidad.

La capacidad de adolescentes de menos de 16 años para decidir sobre sus cuerpos y sus vidas sin el consentimiento de sus progenitores es justamente uno de los puntos (el artículo 8 del proyecto) en discusión en el dictamen que se prepara en las comisiones de Legislación Penal, Legislación General, Salud y Mujer de Diputados. ¿Las niñas tienen derecho a elegir rechazar una maternidad forzada, en un momento de la vida en que están en pleno desarrollo?

De acuerdo al nuevo Código Civil y Comercial, que podrá ser tomado de referencia, entre los 13 y 16 años las adolescentes tienen “aptitud para decidir por sí respecto de aquellos tratamientos que no resultan invasivos, ni comprometen su estado de salud o provocan un riesgo grave en su vida o integridad física. Si se trata de tratamientos invasivos que comprometen su estado de salud o está en riesgo la integridad o la vida, el adolescente debe prestar su consentimiento con la asistencia de sus progenitores; el conflicto entre ambos se resuelve teniendo en cuenta su interés superior, sobre la base de la opinión médica respecto a las consecuencias de la realización o no del acto médico” (artículo 26).

El pasado mayo, Argentina rindió su examen periódico ante el Comité en Ginebra, que representa uno de los compromisos de país como firmante de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño. Los integrantes del órgano de la ONU indagaron a representantes del Gobierno y consideraron sus respuestas, junto con el informe oficial presentado por el Estado argentino y también los datos de los informes sombra, que es la información que aportan las organizaciones de la sociedad civil, también tomadas en cuenta a la hora del análisis y evaluación por parte de los expertos.

Para seguir y profundizar:

  • Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir. Campaña Nacional por el Derecho al aborto legal, seguro y gratuito: http://www.abortolegal.com.ar/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s