Home

11port1

 

De representaciones y estereotipos.

Quienes trabajamos en los medios de comunicación, sobre todo en la realización y producción de contenidos audiovisuales, sabemos que los medios producen representaciones de lo real y sabemos también de qué manera esas representaciones se pueden convertir fácilmente en estereotipos.

En cualquier relación de representación hay dos figuras: la del representante y la del representado. Y en esa relación siempre hay una traducción, es decir no un reflejo exacto, sino una interpretación por parte del representante.

Como explica Sandra Carli en su artículo Representación. Balances y Dilemas, en nuestros tiempos las infancias son menos representables desde un discurso universal, como lo fueron alguna vez la escuela, la Iglesia, la familia, el Estado.

Las infancias contemporáneas son más difíciles de representar si nos proponemos comprenderlas en sus múltiples experiencias pero además por la existencia de una enorme variedad de representaciones visuales y estéticas que proponen signos universales y homogéneos cargados de una neutralización de las experiencias históricas diversas de la sociedad infantil.

Esto quiere decir que la mayor parte de las representaciones visuales, estéticas, en fin, mediáticas de chicos y chicas son absolutamente universalistas dejando de lado la diversidad, los distintos modos de ser niño o niña, de ser alumno/a, de ser hijo/a, de divertirse, de aprender.

Y en esos modos esquemáticos y homogéneos de representación se corre el riesgo permanente de generar y producir estereotipos.

Un caso claro y actual podría ser, por ejemplo, el de las princesas ¿Qué imagen o representación se nos aparece cuando nos mencionan una princesa? Seguramente, una como esta:

Princesas-Disney_TINIMA20121025_0481_5

Y  difícilmente una como ésta:

df83302e1d598cdede682816680d404a

Es que lo estereotipos –creencias, juicios de valor sobre las características de grupos de personas (las rubias, tontas; los hombres, fuertes; las princesas, rubias y enamoradas),  funcionan básicamente a fuerza de repetición.

Algunas claves para la representación de la diversidad

Una de las claves para quienes pensamos, producimos y realizamos contenidos audiovisuales para chicos y chicas es trabajar por una estética que refleje otra concepción del niño respecto a sus posibilidades y necesidades y que apunte a enriquecer su mundo y a reflejar su complejidad. Mostrar otras formas de vida que suceden en diversos espacios y lugares del mundo es un modo de aportar en el conocimiento del otro y el respeto por la diversidad.

En la producción de esta nueva estética es fundamental tener en cuenta:

  • Proponer diversidad de protagonistas, tanto principales como secundarios, no solo en relación con el género (tanto niñas como niños), sino también, en los lugares donde viven, sus modos de hablar, sus familias, sus juegos, sus opiniones.
  • No reforzar estereotipos en cuanto a rasgos de personalidad según el género. Por ejemplo, no poner tipos de juegos típicamente asignados a niñas o niños de manera diferenciada (juegos de aventuras o juegos de muñecas) Los personajes, tanto niñas como niños, tienen que aprender cada una de las tareas y juegos, y desarrollar las mismas cualidades.
  • En las situaciones de interacción, presentar siempre grupos heterogéneos, en los que haya igualdad de representantes niños como niñas. Sabemos que quienes interactúan solamente con quienes tienen su mismo género, desarrollan actitudes y comportamientos más estereotipados.
  • Valorar las diferencias dentro del grupo, no asociadas al género, sino a otros rasgos de personalidad, que den cuenta de ambos géneros frente a una misma característica (por ejemplo, el más divertido o la más divertida).
  • Incluir diferentes voces, lenguajes, acentos y modos de expresión entre los chicos y chicas en pantalla. Tener siempre presente la integración de chicas y chicos con discapacidad en todo tipo de roles y personajes y no únicamente en función de cumplir con una participación nominal.

Por Valeria Dotro

Un pensamiento en “El desafío de la diversidad

  1. Pingback: Modelos de niñas. Para mirar y pensar | LatinLab

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s